Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

El Albaicín y Zamarra

Ayuntamiento de Villanueva de Algaidas

El Albaicín y Zamarra

Barriadas del Albaicín y Zamarra

Descripción:

Las barriadas del Albaicín y de Zamarra son un conjunto de viviendas diseminadas o cortijos rurales, que se encuentran y pertenecen al  término municipal de Villanueva de Algaidas, Málaga.

Su principal característica es la ausencia de un núcleo de viviendas. Son casas o cortijos que se encuentran aislados en el campo y que están dedicados en su mayor parte a una explotación agrícola, casas de labor con sus características especiales. La edificación es más o menos grande, con muchas o pocas dependencias, dependiendo siempre del tipo de explotación.

Entre estos cortijos hay grandes hectáreas de olivar, en esas hectáreas se cultiva especialmente oliva hojiblanca, aunque hay sectores que están cultivados con olivos manzanillos lo que ha favorecido la producción del aceite de oliva virgen, cuya excelente calidad ha sido reconocida con varios premios nacionales.

Su clima se caracteriza por un invierno frío, llegándose a alcanzar los 7º bajo cero. Los veranos calurosos, rondando los 40º, y una sequía estival bastante acentuada como característica general de toda la comarca, no llegando a recogerse más de 30 l/m² en el período estival, ni siquiera sumando los meses de junio a septiembre llegan a recogerse la cantidad antes significada. La temperatura media oscilará los 16 °C, se registran aproximadamente unas 2700 horas de sol al año, y de precipitaciones unos 625 l/m².

La mayor parte del suelo de la pedanía propicia por causas físicas, sin riesgo de heladas constantes y la adaptabilidad al terreno llano y sobre todo ondulado, el cultivo del olivar con 81,7 % del total de los terrenos cultivados. Y Por un lado encontramos el bosque mediterráneo que predominaba antaño en la zona, compuesto por encinas, guejigos, durillos y olivillas. Por otro lado encontramos vegetación riparia, compuesta por especies de ribera situadas en los márgenes del arroyo del Bebedero. Aquí, las especies que encontraremos serán fresnos, chopos y álamos, así como profusos zarzales en las zonas más degradadas. Y El regadío se ciñe exclusivamente a huertas y frutales, localizados sobre todo entre franjas.